¿Qué pedir a un seguro básico para el hogar?

El hogar es un patrimonio que amerita un enorme esfuerzo, resultando espeluznante que todo este trabajo puede irse a la basura a consecuencia de un fortuito e inesperado accidente. Si bien es imposible preverlos y evitarlos del todo, contar con el respaldo de un seguro es sinónimo de tranquilidad. Continente, contenido, responsabilidad civil, robo, incendio y daños por agua, son algunas de las principales coberturas que debe incluir una buena póliza de seguro hogar básico.

Publicidad / Advertisement

Por lo general, la mayoría de las compañías aseguradoras proponen las mismas coberturas en un seguro básico de hogar, haciendo imperiosa la necesidad de cotejar pólizas antes de la contratación con la que se puedas analizar las garantías que ofrece cada alternativa, además de su coste anual y la calidad del servicio.

Coberturas básicas de un seguro de hogar cuando se busca tranquilidad

Es recomendable que el seguro incluya las coberturas de daños que puedan sufrir el continente y el contenido de la casa, o lo que es igual, la vivienda y sus estructuras fijas pero también, lo almacenado dentro de la misma. Asimismo, conviene que cubra el daño involuntario a terceros y gastos de salvamento, suponiendo que se requiera de la actuación de bomberos y/o el alquiler de una segunda vivienda – o al menos, la estancia en un hotel – durante el tiempo que demoren los trabajos de reparación.

Las 5 coberturas que deben incluirse

  • Contenido: un buen seguro de hogar debe contar con una cobertura que brinde protección a cada uno de los bienes introducidos en la vivienda, garantizando la reparación de los daños que puedan sufrir. Esta es la razón por la que es esencial fijar el valor real de los mismos pues de ello, dependerá el importe de las indemnizaciones en caso de siniestro.
  • Continente: esta cobertura protege a la vivienda en términos de estructura, es decir, techos, paredes, suelos, ventanas, instalaciones… todo lo que en conjunto, le da forma a la construcción.
  • Robo: de acuerdo a los datos suministrados por la Central Receptora de Alarmas de Securitas Direct, en España, los robos de casas aumentan a un ritmo acelerado, haciendo que sea más que razón suficiente para incluir dicha cobertura en la póliza del seguro de hogar, pues queda indemnizada la sustracción de cualquiera de los bienes contemplados en la póliza.
  • Responsabilidad Civil: esta cobertura se enfoca en proteger a los demás al encargarse de cubrir los daños provocados a terceros. Cabe acotar que ocasionalmente, el apartado incluye también a los animales, por lo que se invita a los amantes de las mascotas a poner especial cuidado.
  • Incendio y daños por agua: los datos arrojados por ICEA evidencia que el agua es el principal causante de cerca del 34% de los siniestros acaecidos en hogares españoles que requieren la intervención del seguro, haciendo que la protección frente a tal percance se torne primordial dentro de una póliza básica. Asimismo, es indispensable la inclusión de la cobertura de incendio, pues se habla de uno de los riesgos que suponen la pérdida total de la vivienda o de su valor.

 

Leave a Reply