Preguntas frecuentes sobre el seguro de hogar de una vivienda alquilada

En una vivienda alquilada, ninguna de las partes está obligada a contratar un seguro del hogar, sin embargo hacerlo es recomendable. Por tendencia, es el propietario quien suele hacer la contratación a fin de cubrir o proteger, al menos, el contenido; mientras que el inquilino se encarga de firmar la póliza que asegure el contenido interno del inmueble.

Publicidad / Advertisement

¿A quién corresponde pagar el seguro de una vivienda alquilada al arrendador o al arrendatario? 

Debido a que el propietario tiene la tarea de asegurar el continente de la vivienda, será al casero a quien le corresponda corre con esta cobertura; en el supuesto que quiera amparar los objetos de su propiedad incluidos dentro del inmueble arrendado, le conviene una póliza que incluya un seguro de hogar por el contenido, así como el de responsabilidad civil para garantizar su tranquilidad ante posibles daños a terceros.

Asimismo, se aconseja que el inquilino asegure su propio contenido, además de contar con el de responsabilidad civil para solventar los daños que accidentalmente, pueda producir en los bienes de otros. Es necesario recordar que los siniestro provocado por él  – grifos mal cerrados o incendios por el mal uso de aparatos eléctricos – pueden ocasionar daños severos no solo a la vivienda en cuestión, sino a la de los vecino, mismo que la póliza del propietario no cubrirá.

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar como inquilino? 

En la actualidad, no existe ley que obligue al inquilino de una vivienda a contratar un seguro; al hablarse de propiedades y responsabilidades individuales, tiene la libertad de gestionarlo cómo mejor lo considere, siendo la precaución y el sentido común, los aspectos que lo deben llevar a su contratación.

De la misma manera, el arrendador tampoco puede obligar al propietario a pagar su seguro de hogar, a no ser que forme parte de las negociaciones para acceder al inmueble. En este caso, el principal peligro radica en que el seguro se haga mal, dejando al propietario en la situación de no estar cubierto por sus responsabilidades; claro, esto no implica que el arrendador solicite un seguro como condición para finiquitar el alquiler.

Principales motivos para hacer un seguro de hogar si se es inquilino

  • Incendios originados por un aparato eléctrico o un descuido en la cocina: al ser un siniestro provocado por el inquilino, no cubrirá la póliza del propietario; indistintamente que el daño sea solo en el inmueble alquilado o perjudique a otras propiedades, luego que la compañía de seguro del propietario repare los daños, solicitará el reintegro del importe.
  • Objetos caídos en la calle que produzca daños personales/materiales a peatones o sus bienes.
  • Daños ocasionados por grifos mal cerrados, al igual que en el caso de los incendios, la indemnización efectuada por la aseguradora del propietario reclamará luego el costo.
  • Menoscabos personales o materiales que ocasione – a terceras personas – un animal de compañía bajo su responsabilidad.
  • Robo en la vivienda, todas sus pertenencias estarán fuera de la cobertura del seguro de hogar del propietario.

Leave a Reply